Galletas de caramelo salado (sin gluten)

Tengo un compañero de trabajo que allá donde va busca el dulce más típico, el más artesano, el más rico... y nos lo trae para hacernos mucho más grato el trabajo (y mucho más complicada la dichosa 'operación bikini'). Esta vez fui yo la que salí, y volví de Inglaterra con unas riquísimas galletas: unas Salted caramel biscuits, o lo que es lo mismo, Galletas de caramelo salado.

No son el dulce más típico, ni el más artesano... pero nos gustaron tanto que decidí intentar hacerlas sin gluten, y adaptando de aquí y de allá acabé haciendo estas riquísimas Galletas de caramelo salado sin gluten.

INGREDIENTES (aseguraos de que todos son aptos para celíacos)galletas caramelo salado gastronomia 02
- 35 g mantequilla con sal a temperatura ambiente
- 60 g azúcar moreno
- 1 yema de huevo
- 1/2 cucharadita de vainilla
- 60 g Harina sin gluten (o un poco más si queda muy suelta)
- Una pizca de sal
- Chips de chocolate blanco o nueces de Macadamia (opcional)

Para el caramelo salado:
- 80 g azúcar moreno (o blanco)
- 30 g mantequilla con sal
- 1 cucharada de nata
- Escamas de sal (opcional)

ELABORACIÓN
- Hacemos un caramelo con el azúcar. Retiramos del fuego y le añadimos la mantequilla y 1  cucharada de nata templada. Mezclamos bien.
- Extendemos sobre un papel de horno y dejamos enfriar.
- Cuando esté frío lo cortamos en trocitos.

Mientras enfría, hacemos las galletas:
- Mezclamos la mantequilla con el azúcar.
- Añadimos la vainilla y la yema de huevo y batimos hasta obtener una consistencia cremosa y suave.
- Incorporamos la harina, con el bicarbonato y la sal. Mezclamos bien.
- Añadimos los pedacitos de caramelo. Podemos añadir también pepitas de chocolate blanco o trocitos de nuez de Macadamia.
- Extendemos la masa y cortamos las galletas con un cortapastas (o hacemos pequeñas bolitas y aplastamos)
galletas caramelo salado gastronomia 03- Las metemos en la nevera y dejamos que enfríen un rato; mientras, calentamos el horno a 180º
- Horneamos las galletas sobre papel de horno durante unos 12 minutos.

En alguna receta le añaden escamas de sal al salir del horno.

Dejamos que templen y pasamos a una rejilla para que acaben de enfriar.

Veréis que sabor tan especial.

¡Feliz verano!