Sra. de Rodríguez

Sra. de Rodríguez

URL del sitio web:

Ruta Máxica de Oia

Historias de un viernes, pero no un Viernes cualquiera

¿Por qué no puedo ir yo a correr aventuras?

Sigo expectante. Hemos comido y estoy somnoliento en el sofá. No sé porque tardan tanto en volver. ¿Dónde habrán ido? ¿Mar, montaña, río...? Solo de pensarlo las patas se me mueven solas. He oído algo. Silencio. Si, es la puerta del garaje. Son ellos, han vuelto al fin. Suben las escaleras.

Trilho das Fragas-A Peneda

Historias de un viernes, pero no un Viernes cualquiera.

En esta casa todos los fines de semana se corren aventuras. Ya es de noche y nos mandan a dormir. En la cocina hay tres camas. Así que una será para mi. La chimenea está encendida y la leña aun no se ha consumido. Por primera vez dormiré calentito en una cama acolchada. Lolo duerme en el medio. Mejor, no estoy cerca de Balú. Mantendré un ojo abierto por si acaso, aunque parece que está relajado. Creo que se está preparando para mañana.

Socalcos de Sistelo-Arcos de Valdevez

Historias de un viernes, pero no de un Viernes cualquiera

Me acaricia, me enrosco y dejo que su mano rasque mis orejas. ¡¡Esto es el cielo!! Balú está inquieto. Lolo me cuenta que los fines de semana ella y Balú se van por la mañana y no vuelven hasta la tarde. A veces solo el sábado, otros ambos días. Dice que salen a pasear con más gente.

Jardines del Palacio de Versalles

Historias de un viernes, pero no un Viernes cualquiera
Nos prepara la cena. No pienso irme de aquí nunca. Estoy nerviosísimo esperando el cuenco donde prepara la cena. Lolo esta expectante. Parece que tiene mucha hambre, como yo. Pero Balú no hace ademán de estar ni mínimamente entusiasmado. ¡Que raro!, o no tiene hambre o no le gusta la comida. Con un poco de suerte podré comerme la suya también. Huele rico.

Suscribirse a este canal RSS