"Foxcatcher", la lucha libre al cine

Basándose en hechos reales al igual que sus dos anteriores películas (“Truman Capote” y “Moneyball”), el director Bennett Miller se acerca ahora al mundo de la lucha libre. “Foxcatcher” narra la historia de los hermanos Mark y David Schultz, ganadores del oro olímpico en Los Ángeles 84.

A pesar del éxito deportivo, Mark se siente ensombrecido por su hermano mayor. Así que cuando un excéntrico millonario le propone entrenarle, Mark no se lo piensa dos veces y se traslada al rancho de su nuevo entrenador para prepararse para los Juegos Olímpicos de Seul’88.

Historia sencilla para una larga película a la que le sobra mucho metraje. Si hay algo que destacar en el film serían las interpretaciones de los tres actores. Steve Carell incluso se “disfraza” detrás de un maquillaje para parecerse al máximo al millonario real. Mark Ruffalo está como siempre ajustado a su papel, mientras que el que sorprende es Channing Tatum, que nos tiene acostumbrado a sus blockbusters. Aun así, en cuanto a Tatum, llega un punto en que cansa verle tan deprimido en todas y cada una de las escenas de la película, por lo que lo único que consigue es deprimir al espectador y quitarle las ganas de seguir viendo la película.

Tampoco ayuda a que la historia enganche el uso de la música, más propia de una sesión de yoga que de un film comercial. Hace a la película muy lenta, no avanza. En resumen, si quieres pasar un rato entretenido en el cine esta no es tu película. Quizás nos la vendan como un impactante thriller en su tráiler, pero es quizás uno de los trailers más engañosos del año.

“Foxcatcher” opta a cinco premios Oscar este año, pero curiosamente ninguno de ellos es el de Mejor Película, aunque sí luchará por los de Director, Actor, Actor Secundario, Guión Original y Maquillaje. En esta última categoría es donde más posibilidades tiene de hacerse con el premio.

Más en esta categoría: Into the Woods »