La Torre Oscura

Siempre he sido un gran fan de la obra de Stephen King, aunque es cierto que siento mayor predilección por su vertiente de literatura de terror o suspense más que por sus incursiones en el género fantástico. Es por ello que la temática de La Torre Oscura nunca me ha llamado demasiado la atención; una extraña mezcla de géneros que incluyen palos tan dispares como la ciencia ficción, el western, el terror o las aventuras, por citar algunos. Además, el vasto recorrido de la obra que el propio King considera su Obra Magna, ha hecho que La Torre Oscura se encuentre entre ese grueso de libros del escritor de Maine que todavía no me he animado a leer.

Es por esto que este análisis de la película se centra exclusivamente en ella como ente cinematográfico independiente y no como adaptación de la obra escrita. Es más, aunque me avergüence decirlo, ni siquiera puedo decir si la película adapta alguno de los ocho libros que forman la saga o si es un compendio de todos ellos.

torre01

Y os diré que, contra todo pronóstico, me ha gustado La Torre Oscura. Y digo contra todo pronóstico porque los tráileres y material que había visto antes del estreno no me provocaban muy buenas vibraciones. Pero para mi sorpresa, me he encontrado que La Torre Oscura es una película bastante diferente a lo que esperaba, con un pequeño toque de película juvenil de aventuras debido al peso en la trama del personaje interpretado por Tom Taylor, el adolescente que sirve de eje en torno al cual giran los acontecimientos del film. Sin embargo, está claro que la gran atracción del film es el duelo interpretativo entre Idris Elba y Matthew McConaughey. Reconozco que, sin ser un papel memorable, he disfrutado mucho con el personaje interpretado por Matthew, un villano temible con un ligero tono socarrón que le va al pelo a este actor. El resto de actores cumplen con lo esperado.

torre03

En los apartados técnicos, la película es lo que se podría esperar de una producción de estas características y presupuesto. Una buena dirección artística para recrear los universos paralelos en los que se desarrolla el film, una buena banda sonora y unos efectos especiales a la altura de las circunstancias.
La película resulta bastante entretenida y, teniendo en cuenta la extensión del material del que procede, no dura demasiado. De todas formas, por momentos, da la sensación de ser un poco atropellada y caótica, lo que hace pensar que quizás no le habría venido mal al guión haberse parado a explicar más algunas cosas y ofrecer al espectador más detalles y profundidad en la historia.

En resumen, nos encontramos ante un film que, sin ser nada del otro jueves, se digiere bastante bien y aunque no será del gusto de todos, es perfectamente válida para pasar un par de horas de puro entretenimiento.

Más en esta categoría: « Dunkerque La suerte de los Logan »