'Quiche simplificada' sin gluten o 'simplemente el relleno'

Uno de los ingredientes básicos de estas tartas saladas de origen francés, que se conocen con el nombre de 'Quiche', es la base de masa quebrada; pero, ¿qué pasa si se la quitamos?. Pues lo primero, que ya no podremos llamarle 'quiche', y lo siguiente, que tendremos una receta fácil, rápida, suave, riquísima..., que los niños devorarán, la llamemos como la llamemos.

Para hacerla sin gluten, es perfecta. Aunque hoy en día ya encontramos a la venta masa quebrada apta para celíacos, o incluso recetas estupendas para hacerla en casa, si quieres hacerla más ligera y más rápida, esta opción te encantará.
Para una cena, un entrante, incluso en meriendas de niños, esta 'quiche sin masa quebrada' es una solución ideal. Puedes hacerla en un molde grande (mejor desmontable), o en moldes individuales; incluso en pequeñas cápsulas, como aperitivo.

Admite gran variedad de rellenos. Algunos son un clásico, como la Quiche Lorraine, que originalmente se componía sólo de huevos y nata, y con el tiempo se le añadió bacon o panceta ahumada.

Os propongo dos opciones: una, 'más seria', con espinacas, bacon y queso de cabra, y otra 'más informal' con jamón cocido y queso.
¡Vamos allá!

INGREDIENTES
¼ Litro de nata
2 o 3 huevos
1 cucharada bien llena de almidón de maíz (Maizena, por ejemplo)
Sal
Para la de espinacas con queso de cabra: unos 150 gr de espinacas, queso rulo de cabra, tiras de bacon
Para la de jamón y queso: unos 100 gr de queso de sándwich o gruyer, 50 gr de jamón cocido (todo cortado en taquitos)

Encendemos el horno a 180º
Forramos un molde con papel vegetal o untamos con mantequilla.

la quiche02

DE ESPINACAS Y QUESO DE CABRA
Rehogamos las espinacas con un poquito de aceite. Reservamos
Ponemos las tiras de bacon en la sartén y dejamos que se dore un poco. Reservamos
Batimos los huevos, la nata, la maicena y la sal.
Añadimos las espinacas rehogadas.
Volcamos la masa en el molde.
Repartimos unas rodajas de queso de cabra y el bacon.
Horneamos durante unos 15 minutos, hasta que cuaje.

DE JAMÓN Y QUESO
Batimos los huevos con la nata, la maicena y la sal.
Volcamos en el molde y repartimos los taquitos de queso y de jamón.
Horneamos a 180º unos 15 minutos, hasta que esté cuajado.

Ya verás, éxito asegurado.