Némesis: un exquisito postre de chocolate sin gluten

Hoxe 27 de maio, celébrase o Día do Celíaco por iso, dende Comarcas na Rede e sumándonos a esta conmemoración, queremos darlle lugar de privilexio á nosa colaboradora Paz de la Peña que, dende hai tempo, ven ofrecendo na súa sección receitas de repostería sen gluten, para que as e os celíacos poidan gozar de repostería da boa. Paz achéganos hoxe, vídeo incluído, a tarta que leva nome de deusa grega. Némesis.

Nemesis
Diosa griega de la venganza, que castiga a los mortales que caen en los excesos de felicidad, de riquezas, de orgullo..., provocando terribles pérdidas a los “demasiado afortunados”. Con su castigo, Némesis restaura el orden, el equilibrio natural de las cosas.

Némesis es también el nombre de este más que delicioso postre de chocolate que os traigo hoy, algo así como una mousse horneada, de textura extremadamente suave, jugosa, ligera, de intenso sabor a chocolate... Lo descubrí hace unos días y he querido compartirlo rápidamente con vosotros. Se conoce como Tarta Némesis, quizás por ese equilibrio de ingredientes y cocción, que dan como resultado un postre perfecto. La más famosa es la que sirven en el restaurante River Café de Londres. Esta es su receta.

Esta receta pensaba dedicársela a mi compañera de sección María Soler, apasionada de la mousse de chocolate, pero hoy 27 de mayo es el Día Nacional del Celíaco, así que quiero dedicársela, con muchísimo cariño, a todos los celíacos. ¡Vamos allá!

Ingredientes (aseguraos de que todos sean aptos para celíacos)
 -245 g mantequilla
 -350 g chocolate negro (70% chocolate)
 -5 huevos
 -210 g azúcar glas

tarta nemesis02

Preparación
- Precalentar el horno a 120º.
- Untar un molde de unos 25 cm con mantequilla (bastante) y forrar el fondo con papel vegetal.
- Con una batidora eléctrica, batir los huevos con 1/3 del azúcar, hasta que cuadriplique su volumen (unos 5 minutos).
- Poner al baño maría un bol con el chocolate y la mantequilla, y dejar que se vaya derritiendo. Mezclar y dejar enfriar un poco.
- Hervir el resto del azúcar con 100 ml de agua durante unos 2 minutos, de forma que se haga un sirope suave.
- Añadir el sirope a la mezcla de chocolate.
- Añadir la mezcla de chocolate a los huevos con azúcar y remover hasta integrar bien.
- Verter en el molde.
- Horneamos al baño maría. Para ello, ponemos un paño sobre la bandeja de horno y cubrimos con agua muy caliente (más o menos hasta llegar a la altura de la masa).
- Dejamos en el horno durante aproximadamente una hora. Sacamos y dejamos enfriar totalmente en el agua (unas 2 horas).

Para saber si está hecho, en este caso es mejor tocar la superficie con el dedo, y comprobar que no tiembla. El borde debe desprenderse del molde.

Podéis decorarlo con cacao en polvo, azúcar glas, almendras laminadas, frutos rojos... También se puede acompañar con nata montada, helado... O, por supuesto, comerlo sólo.

Espero que la Diosa Némesis no nos castigue por el extra de felicidad que supone probar y disfrutar este delicado y sabroso dulce.

Y un regalo: ¿Queréis ver a una de las reposteras del River Café elaborando su famoso postre? Aquí tenéis el vídeo. Veréis que fácil es.