Helado de fresas y plátano

¡Me encantan los helados!
Sobre todo en épocas de calor porque refrescan un montón. Para los niños son una delicia, les encanta comerlos en el parque, en la piscina, en la playa, etc. y si son caseros, como éste, mucho mejor, porque son más sanos que los industriales.

Normalmente yo hago esta receta en la Thermomix, pues agiliza muchísimo el tiempo, pero por supuesto que también se puede hacer de manera tradicional o con una heladera si se dispone de ella.

El helado que os voy a proponer hoy es de fresas y plátano, pero se puede hacer con cualquier otra fruta o hacer un mix de sabores, quedará estupendo igual.

Para ello necesitamos:
• 500 gr de fresas
• 2 plátanos maduros
• 225 gr. de nata para montarhelado02
• 200 ml de leche
• 100 gr de azúcar
• 1 limón

Lavamos muy bien las fresas, las cortamos en trocitos y las echamos en un bol. Pelamos los plátanos, los cortamos también en trocitos y los añadimos junto con las fresas. Espolvoreamos por encima el azúcar y dejamos reposar sobre 1 hora aproximadamente.

Al cabo de ese tiempo, le añadimos la leche y unas gotitas del limón y trituramos bien con la batidora hasta formar un puré. (Podemos colar ese puré para eliminar las pepitas que puedan tener las fresas).

Por otro lado, montamos la nata, la añadimos al puré de fresas poco a poco, y removemos con una espátula.

Cuando esté lista, volcamos la mezcla en un recipiente (enfriado previamente), y lo llevamos al congelador aproximadamente unas 3 o 4 horas.

Es importante remover la mezcla cada ½ hora para que el helado quede cremoso, o bien congelarlo esas 3 o 4 horas y luego batir con la batidora.

Podemos servirlo en unas copas de helado acompañado de unas fresas naturales y/o una galleta.

¡A qué es súper fácil!