Ombú, árbore senlleiro

Tras seis años de lucha encarnizada con la burocracia de la Xunta de Galicia, al fin, el IES DO CASTRO consigue que su ombú sea declarado como 'Árbore Senlleira de Galicia', uniéndose así a la camelia, el eucalipto, el haya, y el tulipero del Pazo de Castrelos, a la casuarina de la Plaza de Compostela, y al emblema de la ciudad, el olivo del paseo de Alfonso, como árboles representativos de Vigo en el catálogo que para estas lides publican los próceres de nuestra Comunidad para resaltar lo más granado de la vegetación galaica.

La Phytolacca dioica L, cuyo nombre genérico proviene del griego phyton: planta y del latino lacca: tinte rojo, y el específico por tener los sexos en pies separados, se la conoce vulgarmente como ombú, del término indígena umbú que significa sombra o bulto oscuro, también llamado bellasombra o bella sombra, es una planta herbácea de aspecto arbóreo que puede alcanzar entre 12 y 15 metros, tanto en altura como en anchura, con la base del tronco muy ensanchada, formando incluso una plataforma capaz de romper aceras o mover edificaciones. Las hojas son elípticas de hasta 20 centímetros, con el haz verde oscuro brillante y el envés más pálido y mate. Las flores se disponen en racimos terminales, blanquecinos, siendo las plantas hembra, obvio, las únicas que dan fruto y semilla.ombu03

Habita una amplia zona geográfica que incluye el Sur de Brasil, Uruguay, y gran parte de Argentina, también se cita en Perú y Paraguay, pero de una forma más bien testimonial. Se cría en planicies, el término pampa significa llanura en quechua, pueblo predominantemente andino que habitó una zona de Argentina. Generalmente son ejemplares aislados que sirven de referencia para moverse por estos parajes al ser la planta más alta. Llegas al tercer ombú y detrás está mi casa que, por cierto, se dice que protegen de los rayos, además de servir de “fresquera” en tiempos donde no se conocía el frigorífico.

Permítanme la licencia. Año dos mil y mucho, un grupo de peligrosos bandidos está atrincherado y se produce un tiroteo con la policía, en medio de la refriega un agente recibe un disparo en la cabeza y cae abatido, sus compañeros no le hacen el menor caso, al final los facinerosos son detenidos, mientras el cuerpo del agente yace en el suelo hasta que es recogido por un vehículo, lo llevan a un taller, le ponen una nueva cabeza y otra vez en activo. Se trataba de un androide. Esto viene a cuento de que un ser humano es a un androide lo mismo que un ombú a un árbol, solo la apariencia externa, no tiene tronco leñoso y carece de anillos de crecimiento, vamos que interiormente nos encontraríamos lo mismo que si cortáramos un ajo puerro. Esto, lejos de ser un demérito, hace que el ombú sea muy especial, es bastante raro que plantas no leñosas consigan tales tamaños, como ocurre con el Dendrocalamus giganteus, que es una herbácea tipo bambú capaz de alcanzar los cuarenta metros de altura.

Sobre el tema que nos ocupa se hizo amplio eco la prensa, no es para menos, pero alguna afirmación no se ajusta a la verdad, como que es el árbol nacional de Argentina. En 'asuntos vegetales', este país tiene dos símbolos oficiales, la flor nacional que se corresponde con la del ceibo, o árbol de coral, Erythrina crista-galli, y como árbol forestal nacional el quebracho colorado chaqueño, (Schinopsis balansae Eng), que fue una especie muy explotada, por una lado la dureza de su madera, casi imputrescible, la hacen idónea para la ebanistería y las traviesas de ferrocarril, por otro la riqueza en taninos que son utilizados para el curtido de pieles.

Mucha luz arroja en este asunto el decano de la prensa nacional que titula: El ombú porteño que arraigó O Castro, sabemos, por tanto, el origen exacto del ejemplar, pues un porteño es Buenos Aires, lo que un pucelano es a Valladolid, y se llega más lejos en este particular, C.S.I. con: Se trata de un centenario ombú, un árbol que echó sus raíces en Vigo gracias a un emigrante argentino que sembró el ejemplar allá a mediados del siglo pasado. Damos por sentado que si es porteño el emigrante es argentino, además trajo la semilla, probablemente en el Yapeyú(1) no le dejaran meter un plantón. Curioso el hecho de que se haya plantado a mediados del siglo pasado y sea ya centenario.

ombu02

Como decíamos antes, los ombúes suelen crecer en solitario, sin embargo hay algunos casos, raros, en los que se forman bosques, los más conocidos son la 'isla de los ombúes', en Lavalleja y el 'monte de los ombúes' con una extensión de unos 20 Kilómetros en el departamento de Rocha, que fue declarado por la Unesco, Reserva de la Biosfera, situados ambos en Uruguay.

Las fotos están sacadas en plan 'paparazzi' pues están quitadas desde fuera, el problema es que el bosque no me dejaba ver el árbol. Así que llamé para solicitar permiso, y un señor muy afable me dijo que pasara por allí pues, en principio, no había ningún problema y que el árbol se veía mejor desde dentro. Una vez en el centro estudiantil no pude pasar el 'filtro' en Conserjería, me dijeron que probara más adelante, tampoco pude ver si había un cartel que pusiera 'Made in Argentina'.


(1) El Yapeyú era un barco que hacía la ruta: Buenos Aires, Montevideo, Santos, Rio de Janeiro, Vigo, A Coruña y Southampton, (y viceversa).