Flores de verano

Para compensar el empacho de helechos vamos a ver plantas de flor típicas del verano y, particularmente, las anuales como se dice en botánica y que en jardinería llamamos de temporada porque se distinguen las propias del verano o del invierno.

En esta época las podemos encontrar en todas partes, están en balcones, jardineras o en parterres de parques y jardines, dan mucha alegría por su vistosidad, abundancia de floración y diferenciación de colores. Actualmente, pienso, que el número de especies que se cultivan disminuyó considerablemente con respecto a hace 20 ó 30 años, así es difícil ver los miramelindos, el flox, la nigela, la siempreviva, caléndula, cosmos o zinnia entre una larga lista. Me comentaba mi tío Sales que en casa de mis abuelos se comercializaban 72 especies diferentes de plantas de temporada, que visto así parece un montonazo, supongo que las habrá contado.

Para obtener estas plantas lo más práctico es hacer un semillero, hay gente que recoge las semillas para el próximo año pero debemos tener en cuenta que tienden a degenerar, así con las petunias llegará un momento que solo nazcan de color azulado por ello lo más socorrido es adquirirlas en los comercios del ramo.
No todas las plantas de este tipo proceden de semilla, también las hay de bulbos, rizomas o tubérculo. Veamos un aperitivo de las más conocidas.

Petunias y similares
Pertenecen a la familia de las solanáceas y, por tanto, están emparentadas con pimientos, tomates, patatas y muchas otras cosas que acaban en el plato. Deben su nombre al que le daban los guaraníes: petum y las plantas comercializadas son variedades de Petuniaxhybrida, procedentes del cruce entre la brasileña P. intergrifolia de color blanco y la argentina P. axillaris de color violáceo y, a partir de estas, una inmensa gama de colorido. Una de las variedades más utilizadas es la surfinia que tiene porte péndulo y es ideal para balcones y macetas colgantes, su floración es abundantísima y su tamaño mayor que otras petunias.

Petunia

Actualmente empieza a despertar interés un nuevo género muy parecido a la petunia y es la Calibrochoa, que recibe el nombre en honor del botánico mexicano de origen burgalés Antonio de Cal y Bracho, son plantas pequeñas, colgantes o rastreras que raramente sobrepasan los 20 cm de altura, de rápido crecimiento y que cuentan, igual que las anteriores, con infinidad de distintos colores.

Este grupo de plantas es fácil de cuidar y, a grandes rasgos, requieren un lugar bien iluminado, incluso a pleno sol, el riego preferiblemente al anochecer y abundante en épocas calurosas intentando no mojar las flores. En cuanto a las plagas puede afectarlas el pulgón y la mosca blanca, además de entrar en el menú favorito de los caracoles.

Tagetes
Con estos a poco más y no aciertan ni una, me refiero a su nombre vulgar, clavel chino, clavel moro, clavel turco, clavel africano o rosa de la India, entre otros, cuando en realidad su origen está en México y Centroamérica. El nombre del género en honor a un dios de la mitología etrusca, Tages, las especies más cultivadas son:

petuna tagetes patula

Tagetes patula L cuyo nombre específico proviene del latín y significa extendido. Es una planta que no suele sobrepasar los 50 centímetros de altura, la flor de color amarillo o naranja que mide unos 2 centímetros. Es una planta muy dura, vive perfectamente a pleno sol y aguanta mucho la sequía.

petuna tagetes erecta

Tagetes erecta L en este caso el nombre de la especie significa exactamente lo que dice. Puede sobrepasar el metro de altura y florece abundantemente con flores de color amarillo o naranja de considerable tamaño, de unos 6 a 8 centímetros de diámetro. En México es la flor que utilizan en su particular festividad de los muertos, que viene siendo una reminiscencia de tiempos ancestrales y que adaptaron tras su conversión al cristianismo.

Begonia
Este género de plantas agrupa 1.500 especies con más de 9.000 variedades, algunas muy conocidas por su cultivo en interior como la B. rex, planta rizomatosa que se destaca por los dibujos de sus hojas, el grupo de las tuberosas con sus llamativas flores o la B. Semperflorens que como su nombre específico refiere “siempre está en flor”. Su origen se encuentra en zonas cálidas de América, Asia o África y deben su nombre a Michel Begón que fue gobernador de Haití cuando esta isla era colonia francesa.

petunia begonia

B. semperflorens es originaria de Brasil y es corriente verla en parterres y jardineras, se conoce con el nombre de Flor de azúcar o, por nuestra zona, como “bosques”. De tamaño pequeño, no suele sobrepasar los 40 centímetros, tiene mucha variabilidad tanto en color de sus flores, que son pequeñas y muy abundantes, como de las hojas que tanto son verdes como rojas amarronadas. El tallo y las hojas son carnosas y admite la reproducción por esqueje. Cuando los inviernos son benignos puede aguantar de un año para otro.
Hay más, pero quedan para otro día.