Aviso
  • JFolder: :files: a ruta non é un cartafol. Ruta: /home/C000081/web/comarcasnarede.com/public_html/hemeroteca/images/turismo natural
Noticia
  • There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery Pro plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: images/turismo natural

El uso y disfrute el medio natural gallego

Estamos en pleno verano. Galicia recibe miles y miles de turistas que dejan no pocos cuartos en alojamientos, restaurantes, gasolineras, etc. El turismo es el motor de la economía española y Galicia tiene derecho de pernada en materia de sol y playa, gastronomía y recursos naturales. Desde hace años, el Turismo Rural está de moda y son muchos los establecimientos que ofrecen una poderosa alternativa a los tradicionales arenales galaicos.

Hay turistas que pasan ampliamente de Playa América o Samil para decantarse por el turismo de interior, de noches frescas, de olor a río, de paseos y rutas culturales.

Ese turismo tiene una pequeña pega que para los pescadores y los defensores del medio natural no es tan nimia: el impacto y los efectos de la mano del hombre sobre el recurso.

No me imagino a una persona formada tirando piedras o una lata de refresco al río, pero, normalmente, con esos turistas vienen niños que desconocen los efectos negativos de tirar un papel de aluminio (el del bocata) al río en la playa fluvial. Quien dice el papel de aluminio dice otras doscientas mil agresiones a la que están expuestas las arterias del País. Tanto senderismo, tanta ruta cultural, tanto turismo natural y nadie ha estudiado el impacto en la naturaleza de tanta gente, día tras día, durante tantos días al año.

{gallery}turismo natural:300:200:1:{/gallery}Que no se interprete de mis palabras que estamos en contra de los beneficios del turismo, ¡bienvenido sea!, simplemente uno está harto de estar pescando con un niño tirando piedras a dos metros, o, en el peor de los casos, bañándose en una zona en la que está prohibido el baño por ser coto de pesca.

El maltrato a los ríos es una constante. Jamás veremos las cien mil latas que los turistas llevaron en la mochila y depositaron cívicamente en un contenedor, lo que vemos son las quince o veinte latas que otros tantos desaprensivos tiraron al río después de beber su contenido. Latas de bebidas y de conserva, bolsas y envoltorios de plástico, papel de aluminio, restos de comida (con aceites), colillas... un rosario de agresiones.

El poder político está muy lejos de esta realidad. No sale del despacho y cuando sale es para hacer campaña y los mítines no se dan a orillas del río.

Lo del turismo en Galicia es una auténtica incongruencia. Traemos gente para que dejen su dinero pero no nos preocupamos de que no dejen su mierda (con perdón).

Miguel Piñeiro

Escritor, periodista y editor

miguelpesca.com