El mono

Una de las prendas estrellas de este verano 2015 es el mono. Cómodo y fácil de llevar se combina a la perfección en multitud de ocasiones gracias a su versatilidad.

Largo o corto, para el día o la noche, es la prenda imprescindible que no podemos dejar que falte en nuestro armario. Desde el más sexy de los modelos hasta el más informal, como sería el peto vaquero, debemos seguir unas reglas muy fáciles para vestirlo adecuadamente.

El mono es esa prenda que admite pocos accesorios ya que por si mismo llama la atención. La excepción que admite serían los maxi collares en todas sus formas para dar luz al look. Los zapatos adecuados y el bolso perfecto harán el resto para que el look sea de diez.

Mucha gente puede pensar que el mono no es una prenda para todas las personas y nada más lejos de la realidad, ya que es una prenda, que si encuentras el corte y el tejido perfecto que le vaya a tu figura te estilizará. Los estampados suelen ser más peligrosos que los monocolores, sobre todo oscuros, porque un estampado de colores agresivos o detalles grandes puede hacernos la faena más grande del mundo, mientras que los de colores neutros pueden hacer de nuestra figura la más esbelta. Los largos del mono dependerán de para que lo vayamos a usar. Por regla general, los cortos son mas informales y son ideales para esos días de verano de mucho calor o esas puestas de sol en un ambiente chill out en los que nos estaremos tomando un cocktail olvidándonos del mundo.

Los largos, al contrario que los cortos, son mucho mas formales. Se pueden utilizar tanto para llevar al trabajo como para una ceremonia. Últimamente estamos viendo que se llevan mucho en las bodas, sobre todo de mañana, ya que acompañados de un buen tocado o un canotier dan un resultado diferente, moderno y perfecto.

Antes hablamos de que los complementos que lo pueden acompañar tienen que ser los menos posibles. Podríamos decir aquello de "en la sencillez está el gusto" y es con lo que tenemos que quedarnos a la hora de enfundarnos un mono pero sin olvidar dos de los complementos más importantes que nunca pueden faltar en ningún look diez que se precie: los zapatos y el bolso.

En artículos anteriores ya hemos analizado como deben ser los bolsos y los zapatos dependiendo de los eventos y las horas del día, y el mono se rige también por estas reglas. Dependiendo de si es de día o de noche, de si es una comida o una cena, así serán los complementos que debemos lucir.

No lo dudéis más! Si queréis estar a la última este verano, en vuestro ropero no debe faltar un mono. Y a poder ser, mejor que uno… que sean dos! Uno corto para lucir piernas durante el día y uno largo para trabajo, eventos y ceremonias.

Más en esta categoría: « Falda cuero Tendencia Étnica »