Balaídos se hace el sueco

¿Es el protagonista de la serie 'Vikings'? No. Es John Guidetti. Un chico llamado a, si su cabeza no se tuerce, convertirse en uno de los grandes goleadores del fútbol.

Calidad, potencia, desmarque y gol. John Guidetti ha llegado como el contraste a un piropo descarado. Con disimulo y silencio. En un rápido movimiento, el Celta ha suplido la decepcionante marcha de Mina. Este delantero es joven, con calidad contrastada, vitola de promesa y polivalencia dentro del terreno de juego. Lo mejor, llega gratis. Una ganga.

Guidetti destacó en las categorías inferiores del IF Brommapojkarna sueco ¿Les suena? A mí tampoco. Pero claramente, a los grandes de Europa les empezó a llamar la atención el equipo por un chaval llamado John que estaba destrozando todos los registros goleadores. Pese a ofertas de los principales clubes europeos, fue el Manchester City el que se acabó llevando a la perla sueca.

El muchacho nunca llegó a tener regularidad con el primer equipo citizien, pero varias cesiones demostraron que su olfato de gol seguía intacto. En el Feyenoord marcó 20 goles, y también mantuvo buenas cifras en el Celtic de Glasgow, donde pasó la última temporada.

Hubo algunos osados que lo compararon con Ibrahimovic. Es altamente improbable que llegue a ese nivel, pero seguro que sí será un delantero a tener en cuanta. Guidetti formará un gran tridente con Nolito, Orellana o Aspas y probablemente alternará entre la titularidad y el banquillo.

Guidetti es un delantero corpulento, con buen manejo del balón y excelente golpeo con ambas piernas (pueden ver vídeos de sus faltas por Internet, auténticos misiles teledirigidos). Si Berizzo consigue sacar lo mejor de John Guidetti, su nombre será recitado con pasión en Balaídos y el Celta habrá hecho un negocio redondo. El Sevilla andaba detrás de su contratación, sin embargo el jugador tomó la decisión de lucirse en Vigo donde yo, al menos, espero muchísimo de él.