Aviso
  • JFolder: :files: a ruta non é un cartafol. Ruta: /home/C000081/web/comarcasnarede.com/public_html/hemeroteca/images/trilho_moncao
Noticia
  • There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery Pro plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: images/trilho_moncao

Historias de un viernes, pero no un viernes cualquiera

Hoy empieza mi camino con vosotros. Y creedme si os digo que cercana al pánico escénico estoy. Intentaré entreteneros con una de mis grandes pasiones, el senderismo. Comencé siendo una senderista urbana, de esas que se calzaban las botas, o las sandalias dependiendo de las estaciones, se enchufaba el compac-disk y salía a la calle a patear 2 o 3 horas según la ruta elegida o de lo que durarán las pilas (las del cacharro, claro, no las mías). Esta actividad la cultivé durante años, sobre todo en las tardes de los fines de semana ociosos.

Pero mi traslado al campo cambio de alguna manera mis hábitos. Y un sábado, cansada de moldear el sofá, decidé calzar mis zapatillas de deporte y acompañar a un grupo que desarrollaba las actividades saludables de la Eurociudad (para los que no sepáis integra Tui y Valença). Y aquella fue la primera de muchas salidas al monte acompañada de mi perro, Balú, un mestizo de perro de caza, con no se sabe qué, que resulto ser un apasionado en la caza del conejo, y que me traia por el camino de la amargura, ya que desaparecía entre los arbustos a la búsqueda de presas, sin saber nunca cuando iba a aparecer.

Pero Balú un día se murió (historia que os contaré otro día). Y ahora es Viernes Mou quien me acompaña. Y no es que tenga un nombre compuesto, como en las telenovelas, sino que en casa tiene dos nombres , yo que le llamo Viernes y mi "cuore" que le llama Mou. Yo le puse ese nombre porque fue el día que lo recate de la Autopista en Porriño. Y el de Mou porque es un mestizo de pequinés, con los dientes inferiores hacia fuera que le hacen parecer eternamente enfadado como el entrenador de futbol Mourinho, o al menos eso piensa su dueño.

Pensaréis que el pobre perro se hará un lio con sus dos nombres, pero lo cierto es que atiende perfectamente a ambos.
Y aquí, y así, empiezan mis historias de senderismo, o las de Viernes, porque si yo disfruto en cada salida, imaginaros él cada vez que preparo la mochila para salir.

Trilho das pesqueiras de Bela (Monçao)
Es una ruta sin marcar. De dificultad baja (salvo 2 repechos y uno de ellos muy, muy empinado pero solo de unos 5 metros). Ahora mismo esta todo el sendero limpio, pero al no estar marcado quizás lo dejen de acondicionar. Aunque la técnico de Turismo de Monçao cree que acabará integrada dentro de la red de trilhos (caminos) ya marcados del Municipio y eso garantizará su mantenimiento.

{gallery}trilho_moncao{/gallery}La ruta comienza en la capilla de S. Bento de Bela (Monçao) y discurre, en la mayor parte, paralela al Rio Miño. El atractivo de la ruta es disfrutar de las vistas del río que ofrece la colocación estratégica de las "pesqueiras" o muros de piedra construidos en el propio río para la pesca de la lamprea. Se construyen en el lecho del río, en su margen, inclinados en el sentido de la corriente, de tal forma que hay otro paralelo al primero, de la misma altura y avanzando hacia el centro del río. Estas estructuras se construyen con los rocas recogidas en el curso del propio río, superpuestas unas a las otras. Son perfectamente visibles cuando el caudal está bajo.

“As pesqueiras do rió Minho são exemplares raras de uma arquitetura-paisagística resultante da transformação pelo Homem das massas rochosas das margens do rio Minho. Sendo um património secular, a sua perpetuação pode estar em risco dada a forte dependência dos processos de conservação com a atividade piscatória.”

A lo largo del recorrido pudimos, también, ver dos puestos abandonados de la antigua Guarda Fiscal Portuguesa, que vigilaba el Miño en busca de contrabandistas. Estos puestos, ahora en ruinas, estaban estratégicamente colocados, controlando ambos márgenes.

Recorremos los antiguos caminos que usaban los pescadores para ir de pesqueira en pesqueira, y aunque muchos están llenos de maleza, gracias a la limpieza efectuada por la Junta da Freguesia podemos avanzar sin problema. Observamos en el recorrido gran cantidad de acacias, sobre todo mimosas que colonizan la zona sin control por su naturaleza invasiva.

Abundancia de laureles, carballos y claro, los omnipresentes eucaliptos. No es un bosque espectacular, pero como toda zona ribereña , la exuberancia del Miño en este caso, compensa la escasez de árboles autóctonos. A lo largo del recorrido el río tiene entrantes de aguas tranquilas formando lagunas, convertidas en verdaderos santuarios de cría y refugio para la fauna.

Procuramos pasar sin alterar el ecosistema. Hemos visto abundancia de gaviotas, pero también garzas. Avanzamos alejándonos del río para adentrarnos en la zona agrícola de la freguesia, llena de viñas y zonas de cultivo. Poco a poco aparecen las primeras casas de Bela, cuyo casco atravesamos para llegar de nuevo a la capilla de partida.

Enlace en Wikiloc
Fotos: José Rodríguez Pérez
Agradecimientos a:
Elos da Montanha (Marina, Bruno y Pati); Turismo de Monçao (Carla); Junta da Freguesia de Bela