El viajante

Hoy mismo ha llegado a nuestras carteleras El Viajante, la flamante ganadora del Oscar a Mejor Película de Habla no inglesa en la última edición de dichos premios que se celebró el pasado domingo y en la que hubo cosas de interés más allá del error garrafal que ya todos conoceréis.

Moonlight

El pasado viernes llegaba a nuestras carteleras Moonlight, con su recién estrenado Globo de Oro a Mejor Película Dramática debajo del brazo y sus ocho nominaciones a los Oscar, incluido el de Mejor Película, como gran candidata a hacerle sombra en la gala del domingo 26 a la todopoderosa La ciudad de las estrellas (La La Land). Sinceramente no lo veo. No voy a decir que no me haya gustado nada Moonlight, pero le he visto pocas virtudes más allá de un gran trabajo de fotografía, montaje y diseño de producción. Muy pocas.

Lion

Recientemente nominada a seis premios Oscar, entre los que se encuentra el de Mejor Película, Lion es una conmovedora historia, basada en hechos reales, sobre un niño perdido y sus intentos, ya como adulto, de regresar a sus orígenes.

Train to Busan

Allá por finales del pasado siglo XX y principios de este, aún recién estrenado, siglo XXI, el cine asiático de terror vivió un momento de esplendor que le hizo traspasar fronteras a gran escala y conquistar las salas de cine y videoclubes occidentales. Con Ringu (El Círculo) de 1998 como máximo exponente, se inició un desembargo de cintas de terror venidas de oriente, en su mayoría de Japón, de una calidad sobresaliente y de las que un Hollywood en crisis creativa no tardó en realizar sus propios remakes. Es el caso de filmes como Dark Water (2002), La maldición (2002), The Eye (2002), Dos hermanas (2003) o, la muy desconocida pero genial, Shutter (2004), cuya versión americana, bastante aceptable también, se tituló Retratos del más allá (2008).

¿Es Amy Adams la nueva Meryl Streep?

Es difícil, muy difícil, dar con un actor o actriz de esos que todo lo que hace le sale bien. De esos que, como dice el dicho, lo mismo valen para un roto que para un descosido, y lo mismo interpretan un drama, una comedia, un musical o una de ciencia ficción sin despeinarse y dejando el pabellón bien alto. Son rara avis que aparecen a razón de uno o dos en cada generación y que consiguen poner de acuerdo a público y crítica. Sus estanterías suelen acumular premios y nominaciones y su nombre en un cartel es garantía inequívoca de éxito. Y la verdad es que, cuando fracasan, rara vez es por su trabajo, sino más bien por otros factores.

Un monstruo viene a verme

“Bienvenido a mi casa. Entre libremente por su propia voluntad y deje parte de la felicidad que trae.” Con esta frase ya mítica, el conde Drácula, interpretado por Gary Oldman, recibía a Jonathan Harker en su castillo. Hoy hago mía esta frase para daros la bienvenida a este rincón en el que pretendo hablaros de cine y de todo lo que le rodea. Os traeré reseñas de películas, noticias sobre rodajes, próximos estrenos, festivales, premios o cualquier cosa que me parezca interesante compartir con todos vosotros.

Suscribirse a este canal RSS