¡Lo de afuera siempre es mejor!

Esta frase, que parece no decir nada, esconde una realidad de la sociedad española. Y es que siempre consideramos todo lo que viene de afuera cómo mejor que lo que aquí tenemos y da igual el sector del que estemos hablando. Siempre es mejor lo de afuera, lo malo de todo esto es que de tanto que nos lo hemos creído, ya lo provocamos y tenemos que esperar a que vengan los de afuera a demostrarnos lo valiosos que somos, las maravillas que ahí tenemos, el gran legado cultural que poseemos y que no conocemos o incluso despreciamos.

Suscribirse a este canal RSS