Smoothies

Si para algo es genial el verano es para preparar batidos, granizados y smoothies, y ya que comienza el calorcito, vamos a probar estos dos que hoy os recomiendo hacer. Esta receta no lleva gluten, ni azúcares añadidos, ni leche, aunque la podéis cambiar a vuestro antojo, es decir, la pueden tomar todos los alérgicos al gluten a la lactosa, diabéticos, etc. Es una manera estupenda de consumir fruta fresca, y que gusta a mayores y a pequeños.

Pan de leche con pepitas de chocolate

El pan de leche es un pan suave, tierno, blandito... y muy demandado por los niños, ideal para el desayuno o la merienda. En mi casa no dura ni una tarde. Con estas cantidades, dependiendo del tamaño, salen unos 15 bollitos. Podemos sustituir las pepitas de chocolate, por nueces, pasas o, simplemente sin nada, estará rico igual.

Pisto

Es un plato de origen humilde, donde los campesinos aprovechaban las verduras que tenían a mano para elaborar esta receta que a mi tanto me gusta y que se ha convertido en un plato típico tradicional de España.

Arroz con brécol y mozzarella

Es un plato que está realmente rico, la combinación del arroz, con el brécol, el jamón y el queso, queda deliciosa, a los niños les encanta y es una manera de que coman vegetales, que por lo general no suelen gustarle mucho.

Flamenquines de jamón y queso

Comentando hace unos días con una amiga, que necesitaba hacer una receta que fuera fácil, rápida y sobre todo, que a los niños les gustara, me dio una idea estupenda, “¿y por qué no preparas unos flamenquines de jamón y queso?”, me pareció una muy buena idea y me puse manos a la obra. Recuerdo que mi madre los hacía mucho cuando yo era pequeña y nos encantaban.

Nuggets de pollo

En esta ocasión vamos a elaborar unos sabrosos nuggets de pollo. No pueden quedar más ricos y son muy fáciles de hacer.

Ensala de verano

 ¿Un plus de calcio para fortalecer los huesos? Con esta ensalada lo tendremos. Tanto el queso fresco, como las espinacas y los piñones, que también contienen fosforo, aportan un extra de calcio, vital para la salud ósea.

Helado de fresas y plátano

¡Me encantan los helados!
Sobre todo en épocas de calor porque refrescan un montón. Para los niños son una delicia, les encanta comerlos en el parque, en la piscina, en la playa, etc. y si son caseros, como éste, mucho mejor, porque son más sanos que los industriales.

Suscribirse a este canal RSS